ALGO MÁS
 QUE NUTRICOSMÉTICA PARA MANTENERSE JOVEN

 

 

 

LA NUTRICOSMÉTICA
SE BASA EN EL ESTUDIO
DE LAS PROPIEDADES
DE CADA ALIMENTO PARA
INTRODUCIR EN NUESTRO ORGANISMO AQUELLOS QUE SON FUNDAMENTALES PARA EL METABOLISMO CELULAR CON EL FIN DE AYUDAR A MANTENERSE JOVEN, SANO Y SALUDABLE.

 


Por Carmen Salgado. Licenciada en farmacia. Experta Universitaria en naturopatía y nutrición.

Pero para que algo pueda llegar a la célula lo primero que tiene que hacer es absorberse a nivel intestinal. Por ello, si nuestro intestino está desequilibra- do penetrarán sustancias que no deberían (como péptidos antigénicos de los alimentos, pudiendo producir incluso alergias) o no se absorberán nutrientes o complementos necesarios para el metabolismo celular, lo que favorece el envejecimiento y la aparición de enfermedades.

De ahí que, para trabajar cualquier proceso y/o utilizar nultricosméticos, lo primero que hay que hacer es equilibrar el intestino y principalmente, las bacterias, intestinales.

El estrés, los antibióticos y las dietas pobres en fibras hacen que desaparezca o se des- equilibre nuestra flora intestinal. Por tanto, el primer punto a tratar siempre será dar un probiótico que permita reestructurar nuestra flora saprofita con el fin de regular la absorción e inmunidad.

Una vez regulada nuestra microbiota intestinal, se pueden empezar a utilizar nutricosmé- ticos para mejorar el estado general, equilibrar el metabolismo, la salud osteoarticular y la depuración sanguínea. Esto se realiza con el uso de vitaminas, antioxidantes y oligoelementos.

Pero estos tratamiento se pueden potenciar con una nutrición específica de la estructura de los órganos y esto se realiza utilizando sales minerales que son las que constituyen la base de la estructura orgánica. La combinación de los nutricosméticos clásicos con las Sales de Schüssler permite direccionar la asimilación específicamente a los órganos y además, fijar esa nutrición, lo que hará que el reequilibrio sea más sostenido en el tiempo.

Lo recomendable es comenzar a cuidarse a partir de los 30 años, ya que, te anticipas a la aparición de situaciones problemáticas y, dependiendo de qué se busca, en un mes se pueden empezar a ver los primeros resultados.

Por ejemplo, cuando trabajamos problemas de envejecimiento de la piel con nutricosmética clásica solemos utilizar ácidos grasos poliinsaturados (omega 6 y omega 3) ,pero si este tratamiento lo combinamos con la nutrición específica del tejido colágeno que producen las Sales de Schüssler, Calcium fluoratum (numero 1) y Silicea (número 11) este efecto de tonicidad dérmica será más sostenido en el tiempo.

O cuando queremos depurar el organismo y usamos fitoterapia, si unimos a ésta las Sales de Schüssler que llevan azufre como son Kalium sulfuricum (sal número 6), Natrium sulfu- ricum (sal número 10) y Calcium sulfuricum (sal número 12) potenciamos el drenaje.
Y en las épocas de más calor, si trabajamos procesos de celulitis con cosmética tópica, potenciaremos el efecto si lo combinamos con Calcium fluroratum (sal número 1) porque mejora la tonicidad de la piel o si existen edemas podremos ayudar a su mejoría si combinamos nuestro enfoque con la sal Natrium chloratum (número 8).

Además, con la seguridad de que no se producen efectos secundarios, exceptuando la debida precaución en personas alérgicas a la lactosa. Pueden utilizarse en combi- nación con fármacos de síntesis, ya que no producen una alteración en el efecto de los mismos. Por lo tanto cuando trabajemos con cualquier nutricosmético, lo primero que debemos recordar es que hay que equilibrar el intestino con probióticos para mejorar el rendimiento de los mismos y si trabajamos problemas de envejecimiento o cuando queramos fijar o apoyar un tratamiento hay que pensar en utilizar las Sales de Schüssler como herramientas de ayuda para potenciar los resultados.

 

Ediciones Semanticas, S.L. · Ripolles, 60 · 43008 Tarragona
GPI Software - Internet & Web Solutions

Distribuido por: TAEMSA