Beneficios del CALCIO
 
   

El calcio es el mineral más abundante en el cuerpo humano. Su principal misión es la mineralización de los huesos y los dientes. Los tejidos corporales, las neuronas, la sangre y otros líquidos del cuerpo contienen un 1% de calcio. El resto, alrededor de un 99% de calcio se encuentra en nuestros huesos, dientes, ligamentos y uñas. El aporte mínimo recomendado en un adulto es de 800- 1200mg. diarios.

Los principales alimentos ricos en calcio son los lácteos y sus derivados (leche, yogurt, queso), aunque también se encuentra en alimentos vegetales con hoja verde oscura, como la col, brócoli, nabo fresco, así como en sardinas, almejas, y salmón. Sin embargo, el inconveniente reside en comer las cantidades adecuadas de estos alimentos para lograr una ingesta óptima de calcio.

Cuando el aporte de calcio no llega adecuadamente a donde se necesita, será necesario recurrir a remedios bioquímicos de apoyo, como las Sales minerales del Dr. Schüssler.

¿QUÉ HACE POR NOSOTROS EL CALCIO?

• Construye y protege los huesos, dientes y uñas.

• Regula la frecuencia cardiaca y la transmisión de los impulsos nerviosos.

• Disminuye los niveles de colesterol.

• Favorece la coagulación de la sangre.

• Regula la tensión arterial.

• Interviene en el metabolismo celular.

• Previene las contracciones o calambres musculares.

• Junto con el sodio, el potasio y el magnesio mantiene el tono muscular y controla la irritabilidad nerviosa.

LOS BENEFICIOS DE LAS SALES MINERALES

Nuestros huesos son un tejido en renovación constante. Su masa crece hasta el final de la adolescencia y se mantiene estable hasta la cincuentena, después disminuye regularmente, sobretodo en las mujeres durante la menopausia. A más edad, más fragilidad, por eso es importante tomar una serie de medidas preventivas simples, como un aporte adecuado de calcio desde la infancia, para así conservar nuestro capital óseo durante el máximo tiempo posible.

El calcio es necesario para soportar el crecimiento, la reparación y la fortaleza ósea. Para potenciar su asimilación, a parte de la vitamina D, encargada de regular el paso del calcio a los huesos, es necesaria la sal de Schüssler número 2, Calcium phosphoricum, la llamada “sal de los huesos”, muy revitalizante, ya que favorece el crecimiento y acelera la curación de fracturas.

La sal nº 2 Calcium phosphoricum es una de las 12 Sales Minerales, del doctor alemán Wilhelm Heinrich Schüssler, formuladas según los principios homeopáticos. Las Sales Minerales de Schüssler pueden estimular o restaurar las funciones corporales e incluso corregir los trastornos funcionales del organismo. Además, propician que niños y adultos aguanten el esfuerzo diario, de forma segura y natural. 

UNA AYUDA DECISIVA CON LA SAL DE CALCIO

Debido a su vital importancia en el organismo, el calcio está presente en 3 de las Sales minerales que Schüssler consideró imprescindibles:

Sal nº 1. Calcium fluoratum D6. La sal de la elasticidad de ligamentos y piel.

Sal nº 2. Calcium phosphoricum D6. Revitalizante.

Sal nº 12. Calcium sulfuricum D6. Excretora.

En este artículo nos vamos a centrar  en la sal nº 2. El Calcium phosphoricum o fosfato de calcio tiene una función determinante en la formación de los huesos. Este mineral es esencial para el movimiento muscular, la proliferación de células nuevas y el fortalecimiento de nuestro cuerpo y sistema nervioso. Así mismo, colabora en la formación de los dientes y posibilita que la membrana celular sea más permeable, lo que favorece el intercambio de nutrientes. Igualmente, interviene en la coagulación de la sangre y puede ayudar a contener pérdidas excesivas de sangre, (como en las hemorragias nasales). En definitiva, permite que nuestro organismo absorba mejor el calcio procedente de los alimentos y lo transporte hasta la zona de nuestro organismo que presente una carencia.

EN QUÉ AYUDA LA SAL NÚMERO 2. CALCIUM PHOSPHORICUM D6

Comprimidos: En comprimidos se utiliza para después de roturas de huesos, en los dolores de crecimiento y en los casos de formación de huesos retrasada o deficiente, en niños y adolescentes. Igualmente en estados de debilidad física, calambres musculares, picor y sensación de adormecimiento en brazos y piernas, nerviosismo, tendencia a las hemorragias nasales y prurito en la vejez. Es un refuerzo eficaz en la osteoporosis.

Pomadas: En pomada sirve para reducir los dolores de crecimiento, sobretodo en piernas y muslos, de niños y de adolescentes. Disminuye la sensación de prurito cutáneo y es altamente recomendable en eczemas (exantemas) con costras blanco-amarillentas y pénfigo con contenido acuoso claro. Sirve como refuerzo en los dolores de espalda (principalmente en los niños) y en las roturas de huesos.

Más información en: www.salesdeschussler.com

 ¿CÓMO SE TOMA?

• En comprimidos: se tomarán 2 comprimidos, 3 veces al día hasta que desaparezcan los síntomas.

• En pomada: aplicaremos la pomada, realizando un suave masaje sobre la zona afectada dos veces al

 

 

 

Ediciones Semanticas, S.L. · Ripolles, 60 · 43008 Tarragona
GPI Software - Internet & Web Solutions

Distribuido por: TAEMSA