Calendula officinalis o maravilla

Por Rosa Mª Salas Ortriz. Historiadora y periodistas.

SUS LLAMATIVAS FLORES AMBARINAS, QUE SE REPLIEGAN AL ANOCHECER, SON UTILIZADAS DESDE LA ANTIGÜEDAD, EN EL ENTORNO MEDITERRÁNEO, COMO ALIMENTO Y COMO REMEDIO, PARA TRATAR LOS PROBLEMAS DE PIEL, LAS QUEMADURAS, LAS PICADURAS DE ABEJA, LAS VERRUGAS Y CURAR LAS HERIDAS.

Así, durante mucho tiempo, la humilde Maravilla, también denominada Caléndula, entre otros muchos nombres, ha formado parte de las plantas básicas del herbolario familiar. Hoy en día, se cultiva en grandes extensiones por su poder curativo. Su función ornamental nos permite contemplarla, desde abril hasta inicios de diciembre en parques y jardines.

Siguiendo la clasificación, de Carlos Linneo (1707-1778), médico sueco, científico y naturalista, hay dos tipos de Maravilla: 

Una de ellas, es la Maravilla silvestre, también denominada Caléndula Arvensis y otra la Caléndula Officinalis, conocida como Copetuda o Maravilla. Ambas pertenecen a la familia de las Asteráceas (Compuestas), que constituyen la familia más grande de las angiospermas. El nombre Caléndula proviene del latín calendae (calendario)

HISTORIA

Las referencias más antiguas al fascinante mundo de las plantas, las encontramos en las tablillas de arcilla de las culturas mesopotámicas, con una antigüedad de alrededor de unos 6.000 años. Posteriormente, los egipcios fueron los primeros en plasmar las clasificaciones herbáceas y sus fórmulas magistrales en documentos escritos, los papiros, guardados celosamente en la biblioteca de Alejandría, construida en el siglo III a. C. durante la dinastía Ptolemaica.

Uno de los documentos, que ha llegado hasta nuestros días, el Papiro Ebers, redactado cerca del año 1.500 a.C. es una prueba evidente del alto grado de conocimiento egipcio en botánica y en farmacopea. En él se describen más de 700 plantas medicinales y se detallan sus aplicaciones.

Conocemos las propiedades cicatrizantes de la Caléndula Officinalis L. por las narraciones de Plinio “el viejo” (23-79 d. C.) autor de Nauralis Historiae y de Dioscórides (40-90 d. C.), que clasificó más de 520 especies en su célebre tratado Materia Médica.

Las virtudes medicinales de la Caléndula son bien conocidas desde la Edad Media. El Códice de la Cruz-Badiano (Libellus de Medicinalibus Indorum Herbis), fechado en 1552, es el primer documento escrito conocido que informa detalladamente sobre Caléndula Officinalis L.

En Inglaterra circulaba una leyenda que relacionaba a la Virgen María con las doradas flores de la Caléndula. Los médicos árabes también conocían sus beneficios y la utilizaban para cicatrizar las heridas y contra la mordedura de serpientes.

En ciertas regiones de Alemania e Inglaterra se utilizaba la flor para colorear la mantequilla demasiado blanca y para aclarar los cabellos. Desde el siglo XVII se cultiva extensamente por sus propiedades medicinales en Europa, Asia y América. En el siglo XIX, el padre de la Hidroterapia, Sebatián Kneipp recomendaba la Caléndula para las heridas varicosas, úlceras y todo tipo de problemas de piel.

En la actualidad, la propiedades de la Caléndula Officinalis L. son muy valoradas y su potencial terapéutico se utiliza en la industria farmacéutica, la alimentaria y la cosmética por sus múltiples propiedades.

DESCRIPCIÓN BOTÁNICA

La Caléndula Officinalis L. es una planta herbácea anual, pelosa, cuyo tallo oscila entre los 30 y los 60 cm. Sus hojas son simples, alternas y gruesas, de forma oblonga, lanceolada o espatulada. Las flores son liguladas amarillas o anaranjadas. Su fruto es el aquenio. La recolección, para uso farmacéutico, debe de ser esmerada para evitar la pérdida de sus principios activos.

CARACTERÍSTICAS BIOLÓGICAS

Es una especie rústica poco exigente con el tipo de suelo, aunque crece bien en los suelos de mediana fertilidad. Para su cultivo se seleccionan tierras ricas en materia orgánica. La temperatura óptima para su germinación oscila entre 18º y 24º C, aunque durante el resto de las etapas de su desarrollo admite temperaturas superiores. Se adapta mejor a los climas templados, aunque resiste heladas y sequías. Crece en alturas que van desde el nivel del mar hasta los mil metros. Al ser una planta cultivada desde la antigüedad, presenta numerosas variedades que se diferencian principalmente por el tamaño, la coloración y por la complejidad de la corola.

USOS Y PROPIEDADES TERAPÉUTICAS

Lesiones superficiales por desgarro, descamaciones, magulladuras, quemaduras y dermatitis del pañal. Irritaciones de la piel del bebé; por ejemplo del culito, ingles, etc. Irritaciones o grietas del pezón, escoceduras, llagas, post depilación y afeitado. Irritaciones de la piel tras la exposición al sol (quemaduras solares leves) Quemaduras domésticas leves

FORMAS DE PRESENTACIÓN

La más habitual es en crema o pomada. También existe en forma de gel o como componente de toallitas húmedas para la higiene y cuidado de las pieles delicadas.

Ediciones Semanticas, S.L. · Ripolles, 60 · 43008 Tarragona
GPI Software - Internet & Web Solutions

Distribuido por: TAEMSA