DIABETES, LA EPIDEMIA DEL S. XXI

NI DOLOROSA NI VISTA COMO UNA CAUSA DIRECTA DE MUERTE, LA DIABETES SE PARECE A UNO DE ESOS MISTERIOSOS FENÓMENOS QUE TODO EL MUNDO CONOCE PERO QUE SOLO SALTA A LA LUZ PÚBLICA CUANDO EL PROBLEMA YA ES DE DIFÍCIL SOLUCIÓN. LAMENTABLEMENTE, DEBEMOS SABER QUE LA DIABETES ES INDIRECTAMENTE UNA IMPORTANTE CAUSA DE FALLECIMIENTO Y QUE, AL PADECERLA, EL CUERPO NO REGULA ADECUADAMENTE LOS NIVELES DE GLUCOSA EN SANGRE Y ESO TERMINA AFECTANDO A VARIOS ÓRGANOS VITALES, ENTRE ELLOS EL CORAZÓN.

La diabetes es una enfermedad crónica vinculada a la insulina (la hormona que regula la concentración del azúcar en la sangre). Existen dos grandes tipos: el tipo 1 (insulinodependiente) que ocurre cuando el páncreas no produce suficiente insulina y entre cuyos síntomas están la orina excesiva, la sensación de sed y de hambre, la pérdida de peso, problemas de visión y la fatiga crónica.

Sin tratamiento, la enfermedad puede ser mortal en cuestión de meses. El único tratamiento disponible es la inyección cotidiana de insulina. Por otra parte, también existe la diabetes tipo 2, que aparece cuando el cuerpo no utiliza correctamente la insulina para bajar la glucemia. Este segundo tipo está generalmente asociado al sobrepeso y a un estilo de vida sedentario, y los síntomas son menos marcados, por eso pueden pasar años antes de detectarla. Con eltiempo, la enfermedad va dañando los tejidos del organismo, aumenta los riesgos de enfermedades cardiovasculares, las lesiones en los ojos y las afecciones del sistema nervioso. Se puede prevenir con una vida sana, controlando el peso, realizando ejercicio físico, evitando excesos como el tabaco y el alcohol y comiendo equilibradamente.

El investigador Mark Kearney explica que la diabetes “hace que tus vasos sanguíneos tengan 15 años más que tú mismo: si tienes 50, la diabetes hace que tengas los vasos sanguíneos de una persona de 65”. Esto aumenta el riesgo de sufrir un episodio cardíaco. Kearney insiste en que evitarla pasa por una alimentación más saludable y practicar ejercicio físico, aunque es sabedor de que no resulta fácil para la mayoría de la población, ya que “el estilo de vida del siglo XXI no nos ayuda: siempre vamos con prisa, no tenemos tiempo para hacer ejercicio o para comer sano”.

Una forma de complementar la alimentación de las personas diabéticas y poder suplir las deficiencias nutricionales más comunes en ellos es aportando a diario un complejo multivitamínico. Cada vez existe más evidencia clínica que apoya el hecho de que las personas afectadas por diabetes deben tomar un multivitamínico que les aporte todos los nutrientes esenciales en su dieta. El estudio ‘Risk Multiple Micro-Nutrient Deficiency in the Diet of Type- 2 Diabetic Subjects’ demuestra que la mayoría de personas con diabetes incurren en deficiencias nutricionales . Las personas con diabetes tienen necesidades nutricionales específicas que no pueden ser alcanzadas por completo con los aportes que reciben de vitaminas y minerales en su dieta diaria. Gracias al aporte de nutrientes específicos para diabéticos podemos contribuir a la salud cardiovascular, nerviosa, inmunológica y ocular. Se debe tener en cuenta que la mayoría de complejos multivitamínicos están preparados para personas sin complicaciones de salud que afecten a la glucemia, al sistema nervioso o incluso al daño oxidativo. Por este motivo incorporan elementos que pueden considerarse pro-oxidativos como, por ejemplo, el hierro, el cobre o la vitamina K. Solo algunos específicos descartan este tipo de componentes y potencian la presencia de otros, como el cromo, que contribuye a mantener niveles normales de glucosa en sangre.

Hay pruebas que sugieren que la suplementación con los micronutrientes apropiados puede mejorar la tolerancia a la glucosa, la función inmunológica y la cicatrización de heridas en las personas con diabetes, además de disminuir el riesgo de complicaciones cardiovasculares. La diabetes es la enfermedad crónica que más daño ocasiona a las personas y cuya repetición sigue aumentado. El envejecimiento de la población, el cambio en los hábitos alimenticios y el sedentarismo hacen que el número de personas con diabetes crezca año tras año. Por este motivo es primordial dar a conocer cómo pueden cuidarse este tipo de personas y cómo, gracias a la combinación perfecta de vitaminas y minerales, podemos reducir los déficits nutricionales más comunes en las personas diabéticas, a la vez que retrasamos la aparición de las complicaciones típicas de esta enfermedad y mejoramos el día a día.

 

Ediciones Semanticas, S.L. · Ripolles, 60 · 43008 Tarragona
GPI Software - Internet & Web Solutions

Distribuido por: TAEMSA